N D I C E. . .

Por Ruperto Portela Alvarado.
 
 
El secretario de Economa
 
 

El estigma de mentiroso lo traa traslapado hasta adentro.  Y as lo trataron: Por eso, seor secretario, Francisco Labastida Ochoa restreg a Gerardo Ruiz Mateos, con todo respeto le digo que le voy a ahorrar su tiempo y el tiempo de los compaeros legisladores. Y entonces el senador prista  apostill al titular de Economa: no le voy a preguntar nada; tenemos posiciones tan diferentes que creo que no vale la pena; no veo que le preocupe  el empleo, ni la economa, ni el bienestar del pas.

Se le esperaba desde el martes para responder sobre el alza del precio de las gasolinas y el diesel. Pero ms bien para que informara por qu carajos el gobierno federal no hace realmente nada para contener abusos tras abusos del comercio (un diputado perredista, Uriel Lpez, de plano ha propuesto que la Profeco desaparezca porque no sirve para nada). Y lo de los aranceles.  

Labastida Ochoa recriminaba otra vez al gobierno que haya quitado aranceles a ms de 12 mil productos de importacin.  Y anunciaba el prominente prista: espero convencer a mis compaeros senadores y diputados que es indispensable cambiar la Ley de Comercio Exterior y la Ley de Organizacin de la Administracin Pblica Federal, para que los aranceles ya no los decida el Ejecutivo sino el Legislativo.

Ruiz intentaba fijar la mirada, los msculos del rostro; aparentar acaso tranquilidad. El senador Jess Garibay (PRD, Michoacn) as lo recibi: Con toda cortesa institucional, le quiero preguntar: qu significa para usted conducirse con la verdad?  Y entonces le restregaba lo que el 24 de septiembre pasado dijo Ruiz, aqu mismo en San Lzaro, cuando en el anlisis del informe presidencial l asegur que el precio del gas para uso domstico no incrementara durante el 2010. Y se le tom la protesta entonces en los trminos constitucionales con la verdad, le restallaba Garibay.

Y lo volva a fustigar: Y le voy a decir qu es lo que ofende y denigra: el primero de enero (de 2010) public la Secretara de Economa un acuerdo donde se establece la modificacin a los precios del gas del pas para consumo domstico.

Si alguien no suelta a Ruiz desde hace semanas ese es Garibay, quien remach:  Cuando escuchamos que el incremento a los combustibles impacta al 20 por ciento de la poblacin, es casi casi una mentada de madre. Y le voy a  decir porqu: impacta a todos los precios.

Pero en el Congreso de la Unin, ayer se confirmaba,  cada quin mira, o pretender mirar, de acuerdo con el color de su cristal.  El senador del PAN Adrin Rivera Prez dijo en descargo de Gerardo Ruiz Mateos: Creo que he encontrado, en lo personal, la disposicin del secretario de Economa. He escuchado muchas ideas de parte de mis compaeros legisladores yo creo que debemos de trabajar todos para consolidar las finanzas del Estado mexicano.

Rivera Prez fue quien comenz  a darle de derechazos en las costillas a una oposicin que no necesitaba de ello para estar bien calientita.  Con un respeto institucional y respetando desde luego los estilos de mis compaeros diputados y senadores, que para algunos puede ser estridente, otros chusco, la economa del Estado mexicano, no se trata ni de rerse ni de sealarse.

Por un lado, el formato tramposo, obsoleto, casi intil, con el que los legisladores recibieron a Ruiz Mateos. Por otro, las respuestas escuetas, evasivas, retorcidas del hombre de Felipe Caldern encargado del despacho de Economa.  Las dos cosas exasperaban a la oposicin.  Y la oposicin aqu era el PRI, el PRD y el PT.  David Hernndez (PRI, Jalisco) a Ruiz Mateos dijo: Protest aqu a decir la verdad, (pero) est usted igual que el secretario de Hacienda (se refera al jueves de la semana anterior) evadiendo su compromiso y su respeto a esta Soberana, al no contestar puntualmente lo que aqu se le ha venido preguntando.

Turno de Ricardo Monreal.  Flamgero, dijo: En este Congreso algunos asumen su posicin de aplaudidores fciles e incondicionales; otros, aduladores irreflexivos; otros, de bufones del poder.  

Desde haca varios minutos, voces que barbotaban del panismo intentaban descalificar a opositores. Y rean, gesticulando casi.  Monreal apenas comenzaba: Quiero decirle secretario que el manejo que usted ejerce en la Secretara de Economa es un fracaso.  Y entonces se diriga Monreal a los panistas: Piensan que esto es estridencia, chusco? Y preguntaba a Ruiz otra vez: Realmente cumple esa tarea para beneficio de los mexicanos? Por qu iniciando el ao nos recibe usted con el alza de precios de productos de consumo popular?

Un diputado de Accin Nacional se calent. Carlos Alberto Prez Cuevas: Ante la diatriba, la ofensa y el sarcasmo, la responsabilidad, el compromiso y el respeto. Y deca, en alusin a Ricardo Monreal: Es chusco y estridente lo siguiente: proponer que Mxico repita frmulas de otros pases; preguntarle al secretario si ha visitado un mercado; que no lleguemos a acuerdos; preguntarle al Ejecutivo y no proponer sacar acuerdos.

Estaba Prez Cuevas en el posicionamiento final de cada partido. Segn el formato, el que pas, pas. Ya no podra responder. Pero  Ricardo Monreal pidi al presidente de la Comisin, Mario Becerra Pocoroba, le diera la palabra. No est en el formato (contestar), reviraba Becerra.  Monreal restregaba entonces su derecho constitucional. Becerra acept ante la sorpresa de los panistas.  Entonces este peso completo de la palabra se subi al ring y dijo a Prez Cuevas: Chusco y estridente es la incapacidad de seguir aplicando un proyecto criminal; es seguir defendiendo lo indefendible; es pedir corresponsabilidad (el panismo haba restregado varias veces que en la Ley de Ingresos aprobada en octubre, el Congreso haba aceptado el deslizamiento de las gasolinas) a quienes no autorizamos ninguna ley; chusco es creer en las cifras del Banco de Mxico; estridente es convertirse en aplaudidores incondicionales y verdugos de la gente

Tres minutos dio Becerra a Monreal la palabra.  Justo el lapso de un round.  Miradas de preocupacin de ms de cinco panistas.  Ah se acab la comparecencia.  Varios pristas se haban ido de all desde hace muchos minutos.

 
 
31 Oct 2014
Regresar