ALTA ADMINISTRACIÓN

Por Leopoldo Constantino García
 
 
Chela, Cheve o Birra: deliciosa en todas sus variedades.
 
 

El pasado cuatro de Agosto en México celebramos el día de un producto que surge durante la revolución del Neolítico, que catapultó a la humanidad desde el nomadismo al sedentarismo, gracias a la agricultura que fue la semilla de las comunidades, y también fue el caldo de cultivo para algo que muchos de nosotros disfrutamos a la hora del calor: una deliciosa cerveza. Al fermentar cereales y levaduras, los primigenios agricultores de varias zonas del mundo -entre ellas Mesopotamia y Egipto- descubren que el “caldo” resultante era una bebida refrescante de peculiar sabor.  

Aunque apreciada desde el inicio como bebida para ocasiones sociales por los efectos del alcohol, esa misma graduación alcohólica y su origen -las levaduras y cereales- le brindaron un carácter nutricional y antiséptico; ya que las escasas fuentes de agua apta para consumo humano y los pobres sistemas de filtrado y purificación del agua le brindaban a la cerveza -al igual que al vino- una saludable opción frente al consumo de agua de lugares contaminados.

Las primeras cervezas eran de la variedad ALE, posteriormente al agregarse a sus ingredientes el lúpulo surgen las LAGER; actualmente con las modernas técnicas de fermentado y comercialización, tenemos una gran variedad de cervezas para todos los paladares: las tipo  PILSEN y VIENNA -de la familia de las LAGER-, cervezas de trigo -como las WEIZEN-, las PORTER y STOUT; entre varias más, como las LAMBIC y las frutales.

En México la industria cervecera surge en el Siglo XIX, y actualmente es nuestro producto “Flagship” de las exportaciones: “Corona es la cerveza mexicana más vendida del mundo. En el 2016 fue clasificada en la sexta posición en la lista de BrandZ de las marcas de cerveza más valiosas a nivel global”(http://eleconomista.com.mx/industrias/2017/05/18/mexico-se-consolida-como-mayor-exportador-cerveza). Las cifras que arroja la producción de la cerveza mexicana son contundentes: “México se consolidó en el 2016 como el mayor exportador de cerveza del mundo con ventas por 2,814 millones de dólares, un alza de 10.7% frente al 2015, con lo que una de cada cinco cervezas exportadas en el mundo fue producida en este país”(Ídem).

Aunque las inversiones de la industria cervecera se antojan boyantes, en Estados Unidos -uno de los principales mercados consumidores de cerveza del mundo- los Millenials -personas nacidas entre 1980 y 2000- tienen gustos diferentes: “Según CNBC, Goldman Sachs rebajó la recomendación tanto a Boston Beer Company como a Constellation Brands por datos de que los consumidores más jóvenes no beben tanto alcohol como las generaciones mayores; prefieren el vino y los licores”(http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2017/07/24/millennials-estan-aniquilando-negocio-cervecero). El mercado mexicano, no obstante, arroja cifras que indican una creciente producción de cerveza en los próximos años. 

************************         

Leopoldo Constantino García es Contador Público y Maestro en Administración (UNACH) dedicado a la docencia en Universidades de Chiapas. Escribe Artículos relacionados con la Administración y finanzas  para algunos medios impresos y digitales de circulación regional en Chiapas y ha conducido programas televisivos y radiofónicos en la ciudad de Tapachula.

 
 
18 Nov 2017
Regresar