8 tips para alegrar tu corazón
 
 
Sábado 12 de Agosto de 2017.- Deberíamos pensarlo dos veces antes de repetir el famoso dicho “barriga llena, corazón contento”, pues no es del todo cierto.

Al contrario, comer mucho es una de las principales causas de la mala salud cardiaca, como también lo son otros hábitos como el cigarrillo o la vida sedentaria. Esa “mala vida” que nos damos afecta seriamente al corazón.

En cambio, una “vida buena” sí nos puede ayudar a tener un “corazón contento”.

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en Estados Unidos, y el 30% de los latinos mueren a causa de estas enfermedades.

¿Por qué? Aunque algunas de estas enfermedades pueden deberse a problemas congénitos (de nacimiento), a la edad o a la herencia familiar, la mayoría de ellas se debe a que nos damos una “mala vida”.
Así como lo oyes.
Eso que creemos que es la “buena vida”, en realidad es muy mala para nuestro corazón.

Darnos una “mala vida” significa comer todo lo que queramos sin controlar las grasas o las harinas, no hacer ejercicio, no preocuparnos por nuestro peso, fumar… y la lista continúa.

Estos malos hábitos hacen que nuestras arterias se tapen con una placa que no permite que la sangre pueda circular y oxigenar al corazón adecuadamente, y pueden provocarnos hasta un infarto.

¿Cómo evitarlo? Obviamente… lo mejor es cambiar esa mala vida por una vida buena, es decir, por una vida más saludable.

Estas son las claves:

1. Deja de fumar

La nicotina hace que los vasos sanguíneos se estrechen y esto obliga a tu corazón a esforzarse más para que la sangre circule por tu cuerpo.

2. Come sano

Decirle que no a una fritura no le hace daño a nadie y sí le hace mucho bien a tu corazón.

El comer grasas saturadas y golosinas en exceso, sólo aumentan tu colesterol, tus triglicéridos y el azúcar en tu sangre ayudando a que se tapen tus arterias.

 Es mejor comer frutas, vegetales y granos integrales.

Aunque desde luego las porciones también cuentan.

3. Controla tu peso
Aceptémoslo, muchos de los latinos estamos con exceso de peso.

El problema es que entre mayor sea tu peso, más tiene que trabajar tu corazón.

4. Controla los niveles de colesterol y triglicéridos en tu sangre

El colesterol malo y los triglicéridos (que son otro tipo de grasa en tu sangre) contribuyen a tapar tus arterias.

Hazte exámenes frecuentes para revisar que esos niveles no estén por arriba de lo normal. Aunque te sientas bien.

5. Controla la diabetes
El azúcar elevada en la sangre afecta los vasos sanguíneos.

6. Controla tu presión arterial
La presión arterial alta o hipertensión no beneficia a tu corazón. La única forma como sabes cómo está es midiéndola.

7. Controla el estrés
El estrés pone más presión sobre tu corazón.

8. Muévete

Evita la vida sedentaria y haz ejercicio.

Así ayudarás a que tu cuerpo queme la grasa que le sobra, reduzca el colesterol, la diabetes y la presión sanguínea.

Además, al mover tu cuerpo también lo liberas del estrés.

Aunque muchos prefieren ir al médico en busca de medicinas, éstas ayudan a controlar las enfermedades del corazón, pero no las curan.

La mejor forma de cuidar la salud de tu corazón es cambiando tu estilo de vida.

Con una “vida buena” y saludable puedes tener a tu corazón contento.
 
 
 
12 Ago 2017
 
Regresar