El papa Francisco criticó a Trump y a los negadores del cambio climático
 
 
Roma, Italia; Miercoles 13 de Septiembre de 2017.- En su viaje de regreso al Vaticano desde Colombia, el papa Francisco sobrevoló las islas del Caribe devastadas por el huracán Irma y dijo que los líderes políticos y las personas que niegan el cambio climático le recuerdan un pasaje de los salmos que se refiere a la terquedad del hombre.
“El hombre es un estúpido, dice la Biblia”, dijo. “Es así, cuando no se ve, no se ve. Se mira solo una parte”.
Durante el vuelo, el sumo pontífice ofreció una amplia rueda de prensa en la que cuestionó el compromiso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con temas vitales debido a su plan de revolcar las protecciones contra la deportación a los hijos de los inmigrantes indocumentados. El papa instó a quienes niegan el cambio climático a que consulten a los científicos que claramente han determinado que es real y dijo que “vamos para abajo” si el calentamiento global no es debidamente reconocido y atacado.
“Si están dudosos y piensan que eso no es verdad, que le pregunten a los científicos. Ellos son clarísimos. No son opiniones al aire”, dijo Francisco. “Y luego que decidan y la historia juzgará las decisiones”.
Durante la visita de Trump al Vaticano en mayo, el Papa le entregó una copia de su carta encíclica de 2015, “Laudato Si”, que pedía una respuesta humana al calentamiento global, y los altos funcionarios católicos le pidieron al mandatario estadounidense que no se retirara del Acuerdo de París. Semanas después, Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo.
En el vuelo, el papa volvió a referirse a Trump y su decisión de terminar con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). Ese programa permite que los niños que ingresan sin documentos a Estados Unidos permanezcan en el país sin temor a ser deportados. Trump le fijó un plazo de seis meses al congreso estadounidense para que promulguen leyes que resuelvan el estatus migratorio de unas 800,000 personas afectadas por su decisión.
El sumo pontífice respaldó a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos que calificó la decisión como “reprochable” y argumentó que la separación de los niños de sus familias perjudica tanto a los jóvenes como a los padres.
“Tengo la esperanza de que se replantee un poco”, dijo. “Porque he escuchado hablar al presidente de Estados Unidos y se presenta como un hombre pro-life. Si es un buen hombre pro-life entiende que la familia es la cuna de la vida y se debe defender la unidad”.
El papa ofreció sus declaraciones después de un viaje de cinco días a Colombia, en el que intentó apoyar el proceso de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, beatificó a dos sacerdotes asesinados en la guerra, cambió las reglas litúrgicas de la iglesia y regresó con un ojo morado cuando su papamóvil se detuvo brevemente ante una multitud de peregrinos. “Me agaché para saludar a un niño”, dijo “no vi el cristal y ¡pum!”, explicó.
Francisco I elogió los esfuerzos de Italia para darle la bienvenida a un gran número de migrantes, incluso pese al intento por detener la oleada de inmigrantes procedentes de Libia. Dijo que Italia parecía estar “está haciendo de todo, en labor humanitaria, para resolver el problema que no puede asumir” y tenía derecho a considerar las realidades de la integración y manejar la afluencia. Pero “con prudencia”, sugirió el papa.
 
 
13 Sep 2017
 
Regresar