Senadora propone obligar a las empresas brindar seguridad y salud a sus trabajadores
 
 
Viernes 14 de Septiembre de 2018.-

Ciudad de México.- Freyda Marybel Villegas Canché, senadora de Morena, propuso en una iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo que ahora sí se obligue a las empresas de outsourcing a que brinden condiciones de seguridad y salud a sus trabajadores. Y denunció que este tipo de compañías contratantes  trabajan de manera ilegal y roban al fisco y a los trabajadores por un monto superior a los 277 mil millones de pesos anuales.

En la tribuna del Senado, Villegas sostuvo que “la modalidad de subcontratación, también conocida como outsourcing, se está convirtiendo en un grave problema para el país, dado que permite empleos sin que las compañías se responsabilicen por los trabajadores”.

La senadora apostilló: “Se espera que con la implementación de la NOM para regular la subcontratación, las empresas tendrán que certificarse y demostrar las actividades que llevan a cabo. Además, deberán dar de alta los sueldos adecuados para el personal, dar contratos, pagar impuestos, IMSS, Afore, Infonavit e IVA”.

Sin embargo, acotó la senadora de Morena, “consideramos que estos aspectos deben estar regulados a nivel de ley con la finalidad de garantizar los derechos laborales de los trabajadores y garantizar que todas las empresas que se dedican a la subcontratación estén debidamente certificadas”.

Villegas sostuvo también que “el outsourcing, según estimaciones de GINgroup,  emplea a alrededor de 2 millones de personas en México y tiene un valor de 6 mil millones de dólares”.

En la argumentación de la iniciativa, la senadora advierte que “para el 2018 la industria de la contratación a través de un tercero (outsourcing) espera un crecimiento aproximado de 5 por ciento”.

Criticó la reforma de diciembre de 2012 a la Ley Federal del Trabajo, cuando el PRI y PAN –incluso antes de la firma del Pacto por México- reformaron la ley laboral para flexibilizar todavía más la relación empresa-trabajador para favorecer a los patrones. Y precisó: “Tras la reforma a la Ley Federal del Trabajo de diciembre de 2012, tituló subcontratación a un modelo especifico de negocio contenido en los artículos 15-A a 15-D, sin haber derogado el modelo de intermediación que existía hasta ese momento, independientemente de que define al trabajo en régimen de subcontratación como aquel por medio del cual un patrón denominado contratista ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia, a favor de un contratante, persona física o moral, la cual fija las tareas del contratista y lo supervisa en el desarrollo de los servicios o la ejecución de las obras contratadas”.

Al final, dijo que es muy lamentable que “este tipo de empresas vulneren los derechos laborales y generen prácticas donde los trabajadores firman sus renuncias cuando formalizan su contrato, lo que deja mucho que decir de este tipo de contrataciones, porque deshumaniza al trabajo dejándolo en un plano meramente comercial y restringiendo los derechos laborales de los trabajadores bajo esta modalidad”.

Concluyó: “Como podemos observar los vacíos jurídicos que genera la indefinición de la subcontratación violenta estos principios, además de que genera importantes afectaciones económicas. Se estima que las empresas que trabajan de manera ilegal con este modelo, tienen afectaciones al fisco y a los trabajadores, por un monto superior a los 277 mil millones de pesos”.

Se le turnó a comisiones, para su revisión y posterior dictamen. (Vicente Bello)

 
 
14 Sep 2018
 
Regresar