Tapachula, Chis. 14/07/2020 32oC

“Si cambiáramos nuestra relación con los animales, acabarían las pandemias”


Tren Parlamentario

Vicente Bello

TREN PARLAMENTARIO

“Si cambiáramos nuestra relación con los animales, acabarían las pandemias”

VICENTE BELLO

El Senado de la República aprobó este jueves reformas a la Ley General de Salud y Ley Federal de Sanidad Animal para mandatar la prohibición del uso de animales en pruebas de productos cosméticos.

Fue Jesusa Rodríguez, senadora de Morena, quien presentó el dictamen en tribuna. Y su discurso tuvo la virtud de estremecer al Pleno, así: “Quisiera aprovechar esta ocasión, en la que estamos en medio de una crisis mundial, para volver a recordar la importancia que tiene en estos momentos del planeta el respeto hacia todas las formas de vida, especialmente a los animales no humanos.

“Sor Juana hubiera dicho, en la Respuesta Sor Filotea: ‘La vida está unida por ocultos engarces’.  

“Esos engarces ocultos de los que nos hablaba Sor Juana, no son otros que la cadena que nos une a todos los seres vivos en este planeta; no es difícil darse cuenta para cualquier persona que quiera realmente abrir los ojos, que las enfermedades que estamos padeciendo hoy día, la gran mayoría de las enfermedades que padecemos, provienen  de nuestra ingesta de animales, del maltrato que le damos a los animales, de la situación en que la industria, en el mundo entero ha puesto a los animales frente a un sistema extraordinariamente cruel, abusivo y una explotación que no nos puede revertir a los humanos más que enfermedades, cada vez más graves.

“Las enfermedades respiratorias evidentemente tienen su origen en la manera en que nosotros nos relacionamos con los animales.

“Bastaría decir que, si cambiásemos nuestra forma de relación con los animales, estamos absolutamente seguras de que no estaríamos viviendo las pandemias que están asolando a toda la humanidad, mientras continuemos rellenando a los animales de antibióticos, pues eso sólo será un bumerang que se va a revertir contra nuestra especie.

“En ese sentido, es que esta ley intenta llegar a un punto mucho más, digamos leve, el de cuestionarnos nuestra propia actitud diaria hacia los animales, en este caso, esta ley, va dirigida a no utilizarlos en los cosméticos. Fíjense a qué nivel tan superficial es que tomamos unos temas tan profundos.

“Qué necesidad tenemos los seres humanos de utilizar el sufrimiento de seres que tienen proyectos, que tienen descendencia, que son capaces hasta de morir para defender a sus criaturas, seres que sienten y que morirán, seguramente, como moriremos todos, pero a ellos les infringimos el sufrimiento y la muerte nosotros.

“Entonces esta ley va dirigida, específicamente, a no utilizar pruebas en animales para uso de cosméticos, para ingredientes que hayan utilizado a animales para hacer cosméticos; el no usar el sufrimiento en ninguna de sus formas va a redundar en mayor felicidad, sin duda, para los seres humanos.

“Por eso creemos que, aunque sea un pasito muy chiquito, todo lo que avancemos en la cuestión del respeto hacia los animales redunda en nosotros que también somos animales.

“No puede ser posible que viviendo una pandemia como la que estamos viviendo, aún no nos demos cuenta de dónde viene, de qué origen viene y no solo esta enfermedad, muchas otras muy importantes que están asolando a la población.

“Entonces, me parece que cualquier paso que demos en este sentido es profundo, aunque no lo parezca, aunque solo sea una ley para evitar que se utilice a los animales en el testeo para cosméticos, aunque parezca una cosa tan superficial, es muy profunda cualquier cosa que hagamos, porque lo que estamos recuperando es nuestro origen animal, eso que hemos negado durante tantos años y que se nos está revirtiendo en enfermedades terribles.

“Nunca alcanzará el Sistema de Salud de ningún país, jamás tendremos hospitales suficientes, nunca vamos a tener suficientes médicos o enfermeras para poder curar a una población que se alimenta mal, que se alimenta de sufrimiento, de crueldad, que digiere agonías y, mucho menos a una sociedad que utiliza para la forma más simple, para lo estético, para lo más superficial, el sufrimiento de otros seres que son nuestros hermanos y nuestros compañeros en este planeta.

“El planeta no se recupera, de ninguna manera, mientras nosotros no entendamos la enorme importancia de esto que ya nos señala la gran Sor Juana cuando dice: ‘La vida está unida por ocultos engarces’.

“Si no entendemos los engarces y lo que nos vincula a cada uno de los seres vivos en este planeta, estamos nosotros condenados, indudablemente, y condenadas a morir por un efecto de regreso elemental, porque lo que damos es lo que se nos regresa.

“Si le vamos a seguir dando crueldad a los animales, recibiremos crueldad por parte de la naturaleza. Así que yo les pido que escuchen, abran su corazón para esta iniciativa que va dirigida específicamente a que tengamos empatía y que una vez más recordemos quiénes somos en este planeta, porque lo que compartimos con los animales no es ni tiene sentido discutir si tienen consciencia, sino tienen consciencia, si sienten, si piensan, si tienen sistema nervioso central o no lo tienen.

“Compartimos con los animales para decirlo al lado de Elizabeth Costello, ‘la plenitud de ser’. Y basta con esa plenitud de ser que en este planeta pleno de vida sino entendemos lo que es compartir la plenitud y tener empatía, estamos condenados a desaparecer y a fracasar como especie”.

Entonces se posicionaron los diputados.  Hubo consenso. Y preguntas, como: ¿De dónde viene el coronavirus hoy en día en los procesos de investigación? ¿De animales como los gatos, perros, especies pequeñas sacrificadas, desafortunadamente, en más de cien millones en el mundo entero?” (Continuará)

 

--o---

 

25/03/2020