Tapachula, Chis. 15/11/2019 25oC

Takos y Palomitas - Jorge "Takero" Moreno Gutiérrez


COLUMNA HUESPED

“El Fiasco de Muertos”

Vamos a cambiar de aires un poco, después de tres publicaciones continuas hablando de películas de más de cuarenta años de haber sido realizadas, hoy, daremos un salto cuántico a la actualidad… pero para poder entender ésta historia, tendremos que viajar en el tiempo, solamente quince años en el pasado.

En 2004, dentro de una empresa en Guadalajara, se empezó a idear un proyecto que nos llevaría a las salas de cine una película que prometía platicarnos lo que es el día de muertos, prometía llenarnos de nostalgia, admiración y sobretodo, prometía ser la mejor película del día de muertos, el primer Guion oficial de éste filme, se registró en 2007 y tardó diez años en realizarse.

En 2017 la película ya estaba lista, animada, doblada y preparada para lanzarse a los cines y que todo el mundo pudiese disfrutar de esta obra, su único obstáculo: Disney Pixar lanza su película dedicada a ésta festividad Mexicana “Coco”, acción que, con una inteligente  decisión, Metacube (empresa desarrolladora) elige retrasar el estreno dos años más.

Curiosamente, me refiero a la película de “Día de Muertos” una película animada con las voces de Fernanda Castillo, Memo Aponte y Alan Estrada, estrenada éste pasado primero de noviembre.

Ésta película… es curiosa, y no me refiero al buen término de la palabra, y es que, es simple y sencillamente, mala, muy mala, dejen explico gran parte de mi molestia.

Regresemos un momento a 2017 tras el estreno de Coco, todas las figuras públicas y de redes sociales soltaron el grito en el cielo, criticando a Pixar por realizar una animación en base a nuestra cultura argumentando “nos están robando nuestras culturas” “quieren monopolizar hasta nuestras festividades” “solo nos ridiculizan con la imagen de Santa Cecilia” etc…

A mi punto de vista, Coco es una muy buena película, Pixar no decepciona del todo en la forma de llevar la historia, nos demostraron el por qué son los reyes en hacer que nos sintamos identificados en todas y cada una de sus películas.

Pero si somos objetivos… las críticas que dieron ante la imagen de Coco se pudieron demostrar en ésta entrega, era la oportunidad para demostrarle a México y el mundo entero, que Disney no es dueño de todo, era la oportunidad, para demostrar, que en México, si existen las buenas películas, era la oportunidad para darle una nueva cara a la animación mexicana y demostrar que no solo en Hollywood existen las producciones de calidad… y nos entregan El Día de Muertos.

La trama es la siguiente (CUIDADO CON LOS SPOILERS):

Salma (Fernanda Castillo) es una huérfana que vive con otros dos niños que también son huérfanos, Pedro (Memo Aponte) y Jorge (Alan Estrada), están en vísperas de día de muertos y es la oportunidad para Salma de conocer a sus padres (porque en éste universo, los altares tienen el poder de materializar un portal y poder jugar, interactuar y hablar con tu fiel difunto, que hasta eso, es un buen punto para explicarle a los niños la importancia del altar de muertos).

En su afán de conocer sus orígenes, el primer altar que construye Salma (a los cinco años) lo intenta con una caja china, lo cual provoca que se abra un portal de donde emerge un dragón de la cultura china (ahí me quedé súper confundido y extrañado), provocando un accidente a uno de los  niños.

En consecuencia de sus actos Doña Sara (Susana Ballesteros) la señora que cuida de los protagonistas (que ellos la ven como su nana) le prohíbe a Salma volver a construir otro altar, porque desconoce el poder y el peligro que conlleva.

Damos un salto cuántico diez años en el futuro y nos encontramos con una Salma adulta (realmente es adolescente, tiene quince años, pero creyeron que era buena idea que una mujer de treinta y siete años le diera voz) alegre, animada y muy emocionada porque esa misma noche todos los altares funcionarán como portales para poder juntarse con sus seres queridos.

En su camino, se encuentra con un comerciante que le regala un collar, más adelante nos damos cuenta que (por conveniencia del guión) resulta ser la respuesta a encontrar a sus padres.

El resto de la trama realmente no es relevante, Salma resulta ser hija de dos poderosos magos, la madre estaba por morir, para evitar la muerte de la mamá de Salma, el padre se alía con Morlett (Carlo Rota) para conjurar un hechizo que esconda todo el pueblo de la muerte (literalmente, la muerte es un personaje materializado con sentimientos, pensamientos, etc.), al no existir la muerte, la gente siguió su vida, se enfermaba pero no podía morir, dentro de todo ese caos nace Salma, en un momento de heroísmo, la madre de Salma se sacrifica destruyendo el hechizo, permitiendo que La Muerte encuentre el pueblo y reclame todas las almas pendientes.

En fin, gracias a ésta película, me ayudó a percatarme de una cosa importante, México sigue sin saber hacer buenas películas, y no es culpa de nosotros, tenemos a Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu, Emmanuel Lubezki íconos de la dirección y la fotografía que están triunfando en Hollywood, todos ellos con por lo menos un Premio Oscar que demuestran su talento (aunque en lo personal, no lo necesitan, pero por lo menos, es el premio mayor), y todos ellos hicieron por lo menos una película en territorio mexicano (Amores Perros o Rudo y Cursi en el caso de Iñárritu).

También tenemos el ejemplo de Disney Pixar, que sin conocer nada de la cultura mexicana, hicieron investigación de campo, contrataron talento mexicano para la producción, y en 7 años, (tiempo total de pre producción, producción y post producción) ya sabían gran parte de la forma de vivir de algunos pueblos de México, las costumbres y tradiciones, los chistes locales, modismos, y sobre todo, la tradición del día de muertos (que fue el tema central de Coco).

El problema aquí, radica en que titularon la animación como “Día de Muertos” y lo único que tiene de esa festividad, es el ambiente, y eso es un enorme problema, porque el título te da una idea de lo que vas a ver, sin embargo no te lo ofrecen, en cambio Coco, no tiene el nombre de la festividad, pero te explica que es el día de muertos, la importancia de los altares, la flor de cempasúchil es un elemento importante y además se toman la libertad de mostrar la vida dentro del reino de los muertos.

Día de Muertos te explica que hacer un altar es potencialmente peligroso, la flor de cempasúchil es un elemento imprescindible y no explica la importancia de la festividad (sé que es cansado que lo diga, pero tengo que destacar y recordar que es una película mexicana), su versión del reino de los muertos, te lo muestran como una versión exagerada (y hasta burlesca) de la CDMX y no tiene completa relevancia la existencia de ese reino.

Lo que rescato de la película es el antagonista Morlett, entiendes por qué es el villano de la película, entiendes sus motivaciones, entiendes sus acciones, su problema recae en la conveniencia del guión, pero en general, es el único personaje bien desarrollado.

Total, salí de la sala con un amargo sabor de boca, la película es mala en términos generales, no fue nada de mi agrado, pero de igual forma,  extiendo mi invitación a que la vayan a ver (si tienen la oportunidad), yo en lo particular, no la vería 2 veces, la animación deja mucho a desear (pero es justificable) y la decisión de poner la voz de gente de 27, 37 y 38 años a unos protagonistas de 15 años, está de más.

En Fin, extiendo mi invitación para que la vean, en mi visión particular, la película no es nada buena, dentro de mi rating, se lleva 1/5 Palomitas, déjame saber tu opinión, ¿A ti te gustó la película?, ¿La volverías a ver?, ¿Qué piensas de ella?, ¿Crees que es un buen homenaje al día de muertos?

Escríbeme a mi Twitter @JorgeTakero o a mi correo jorge.moreno0798@gmail.com y hazme saber tu opinión de la película. Estoy abierto a debates y comentarios, nos vemos en la siguiente, para compartir juntos Takos y Palomitas.

08/11/2019