Tapachula, Chis. 15/11/2019 25oC

Senadores mexicanos: Si quiere ayudar Trump, que combata narco en USA


Tren Parlamentario

Vicente Bello

Senadores de todos los grupos parlamentarios se sumaron anoche a la propuesta del senador Héctor Vasconcelos, de Morena, de tomarle la palabra al presidente estadounidense Donald Trump cuando ofrece ayuda al gobierno mexicano en el combate a la inseguridad y al crimen organizado, a propósito de lo que acaeció en Culiacán, hace tres semanas, y en Bavispe, Sonora, hace tres días. Pero -y en ello coincidieron todos-, dicha ayuda tendría que ser persiguiendo a todas las bandas de narcotraficantes, pero en territorio de los Estados Unidos y combatiendo decididamente el contrabando de armas desde su país a territorio mexicano.

Fue un posicionamiento inusual, repentino. Comenzaba la sesión senatorial cuando, desde su escaño, pidió la palabra el senador Vasconcelos –el mismo que fue anunciado cuando la presidencia electa como futuro canciller de México, cargo al que renunció para dar paso a Marcelo Ebrard-: “Yo pienso”, insistió, “que el Senado de la República debe hacer un posicionamiento al respecto, se trata de un asunto de suma importancia para ambos países, y yo quisiera participarles que desde mi punto de vista deberíamos tomarle la palabra al Presidente de los Estados Unidos en que colabore con este combate que llevamos a cabo contra el crimen organizado.

“¿Y cómo lo pueden hacer de manera esencial los Estados Unidos? En primer término, incrementando las medidas que existen en los Estados Unidos para combatir el consumo de drogas, es evidente que, si no hubiese un gran mercado de consumo de estupefacientes en los Estados Unidos, no existiría la producción de estos estupefacientes; para que haya droga en el mercado tiene que haber gente dispuesta a consumir estos enervantes en los Estados Unidos.

“Un segundo ramo en que el gobierno norteamericano puede ayudar al gobierno mexicano en esta batalla es en medidas de inteligencia. Ojalá incrementen, los Estados Unidos, su colaboración en la inteligencia necesaria para combatir a estos criminales.

“Y, además, ya pueden, los Estados Unidos, el gobierno norteamericano, tomar medidas serias para parar el tráfico de armas de los Estados Unidos hacia México.

“Sabemos que alrededor del 70 % de las armas en manos del crimen organizado provienen de los Estados Unidos. Entonces, en efecto, creo que pueden muy bien ayudarnos en esta lucha crucial para ambos países”.

Esta propuesta de pronunciamiento senatorial ocurre en un contexto de una excepcional violencia verbal por parte de los gringos, quienes a través de voces de algunos senadores como el de apellido Cotton, y de la vocería de la Casa Blanca, así como de editoriales de periódicos de vocación fascista como el Wall Street Journal, plantean de manera terriblemente majadera contra México que los soldados estadounidenses ingresen a México para “hacerse cargo” de las bandas de narcotraficantes ante la “ineptitud” del gobierno mexicano.

Ante esos posicionamientos chorreantes de hipocresía y cinismo de los estadounidenses, varios senadores se iban subiendo al estribo de la propuesta de Vasconcelos. Los siguientes, fueron medulares:

Félix Salgado Macedonio: “Estoy de acuerdo en que se forme la comisión con los grupos parlamentarios para hacer el documento que bien plantea nuestro Senador Vasconcelos, y ser enfáticos, precisos, no aceptamos la injerencia de Estados Unidos en México.

“Como lo ha planteado Vasconcelos, que coopere, pero allá en su lado, de su lado, del Río Bravo para allá, poniéndole atención al tráfico de drogas y poniéndole atención al tráfico de armas.

“Las armas que trae la delincuencia organizada son armas de ellos. Cuando gobernaba el PAN le dio mucha entrada, hicieron un programa famoso del “Rápido y Furioso”, es cuando más armas entraron, esas armas que le han quitado la vida a muchos hermanos mexicanos.

“La única instancia autorizada para vender armas en México y fabricar es la Sedena, nadie más.

 “Luego entonces, todas esas armas de procedencias alemanas y de Estados Unidos tiene un origen, Estados Unidos. Donald Trump quiere cooperar para que no haya más sangre, para que no haya más violencia y no haya más armas en este país, que haga lo suyo, que haga su trabajo.

“Sabemos que está en época electoral, él quiere sacar provecho de lo que está ocurriendo en nuestro país, pero yo creo que ahí este Senado debe ser enfático, dicho porque un senador estadounidense dijo: ‘Que prefería visitar Siria que visitar México’.

“Y nuestro coordinador Monreal le contestó oportunamente: ‘Que se vaya a Siria’.

“Pero una cosa les decimos, lo que estamos viviendo en este país es por esa componenda y esa complicidad entre gobiernos anteriores y los gobiernos de Estados Unidos”.

Respingó Julen Rementería, senador del PAN: “Desde luego respaldo la propuesta del senador Vasconcelos, me parece a mí que los Estados Unidos si quieren ayudar allá es donde lo podrían hacer, en su territorio, de la frontera hacia arriba, con muchas acciones que pueden llevar a cabo en materia de seguridad, entre otras, desalentando el consumo de drogas, además llevando a cabo un control efectivo de la venta y de la exportación de armas a México.

“Pero la razón de mi intervención es porque no acepto, de ninguna manera, las afirmaciones, además de simplistas absurdas del senador que me antecedió en el uso de la voz en este tema, en donde habló de complicidades de gobiernos del pasado con el gobierno de los Estados Unidos, eso no se lo puedo aceptar porque ni tiene cómo probarlo, ni fue así”.

Más de media docena de oradores, todos, en este sentido, coincidentes. Pero terminó la sesión y el pronunciamiento no llegó. Veremos si el martes, en la próxima sesión.

 

--o---

11/11/2019