Tapachula, Chis. 03/08/2020 32oC

El verano es la esperanza para el repunte del turismo

Con la llegada del verano y ante la reapertura parcial de las actividades comerciales, diversos destinos turísticos se preparan para volver a brindar atención a las personas luego de la pandemia que ha puesto en vilo a toda la humanidad.

 

En todo el mundo la reactivación de la economía es una prioridad, por lo que se han establecido fechas para el regreso a las actividades de uno u otro sector. Por ejemplo, en Francia zonas turísticas como la Torre Eiffel han establecido que volverán a recibir visitas antes de fin de mes.

 

En el plano nacional, el presidente de México, Andrés López Obrador, anunció un plan de reactivación por fases. De este modo, el sector automotor empezó a operar desde el 18 de mayo, y luego se incorporaron negocios del área de servicios, entre ellos, el de turismo.

 

Además, dicha reactivación favorece también los vuelos desde Estados Unidos. En efecto, se estima reactivar poco a poco los viajes, al menos con la consigna de incrementar de cuatro a diez los vuelos desde dicho país.

 

Al respecto, el director de la Junta de Turismo de Los Cabos, Rodrigo Esponda, ha señalado que la llegada del verano coincidirá con la reactivación del turismo y sectores relacionados, por lo que ello significa un punto de recuperación para las empresas y el país, pues se estiman pérdidas millonarias durante la cuarentena.

 

“En la fase dos que comienza en julio también, como es verano en México, vamos a empezar a recibir algún flujo del mercado mexicano (...) Por todo lo que ha sucedido algunos mexicanos que viajaban largas distancias lo harán a ese destino que tiene sentido aspiracional”, expresó.

 

La reactivación va de la mano con las medidas sanitarias y de seguridad que deben implementar los negocios en las distintas ciudades del país. Entre las principales, se incluyen controles en los puertos y aeropuertos, además de refuerzos en las medidas de higiene y distancia física. También se requieren equipos de protección personal para los trabajadores.

 

Respecto a los vuelos, se requieren espacios frescos y acondicionados. Ya en países como Argentina, el gobierno ha promulgado un decreto en el cual precisa la instalación de sistemas de aire acondicionado.

 

En los aeropuertos de China se han implementado medidas sanitarias como el uso de termómetros infrarrojos y la instalación de una zona con cuarentena. En caso de detectarse un paciente con fiebre, debe notificarse al departamento de emergencia. Asimismo, la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) recomienda que los sistemas de aire acondicionado operen usando aire fresco para mantener el aire limpio.

 

En tanto, el Aeropuerto de Menorca (España) ha optado por la incorporación de 12 ventiladores HVLS, con el objetivo de incrementar el confort de los viajeros y mantener los espacios ventilados pero, a su vez reducir su consumo energético hasta un 30 %. Esto es posible ya que los ventiladores presentan un nivel de consumo energético bajo en comparación a los sistemas de aire acondicionado.

 

Definitivamente, la nueva normalidad que ha instaurado el coronavirus representa uno de los mayores desafíos que ha experimentado el sector turístico en el mundo. Puesto que, además de haber sufrido grandes pérdidas, debe realizar una gran inversión para operar sin arriesgar la salud de sus tripulantes y usuarios.

03/08/2020