Tapachula, Chis. 03/08/2020 32oC

GNC se mantiene sólido en México y apuesta por comercio electrónico

Hace algunas semanas, la empresa estadounidense General Nutrition Center (GNC) se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota en Estados Unidos; sin embargo, GNC México permanece intacto en el mercado y apuesta por el comercio electrónico a pesar de tener sus unidades abiertas.

 

En México, la compañía enfocada en la venta minorista de productos relacionados con la salud y nutrición, incluyendo vitaminas, suplementos y proteínas es controlada por Maxiva, una marca de origen nacional “financieramente sólida”, según indica la propia empresa, independiente a la estadounidense.

 

“GNC refrenda su compromiso con México y continuará fortaleciendo sus operaciones en el país con inversiones y propuestas innovadoras que han colocado a la compañía como líder en el mercado”, mencionó en un comunicado.

 

En la Ciudad de México, las tiendas GNC continúan operando de forma normal dentro de algunas plazas comerciales. Sin embargo, en tiempos de coronavirus decidieron apostar por las ventas en línea.

 

“GNC decidió abrir su tienda oficial en la plataforma de e-commerce (Mercado Libre). Apuesta así por fortalecer el canal de venta online a través de su alianza con la plataforma más importante de la región”, compartió Mercado Libre. Durante mayo y junio la plataforma registró un aumento de hasta 150 % en las ventas de proteínas y suplementos alimenticios, ya que muchas personas optaron por ejercitarse en casa.

 

Los productos más demandados están destinados a favorecer la entrega energética durante la actividad como, por ejemplo, suplementos con creatina o glutamina para enviar energía a los músculos y aumentar la resistencia, así como los suplementos de magnesio para acelerar la recuperación de las lesiones musculares después del entrenamiento. 

 

Otro panorama en Estados Unidos

 

El pasado 24 de junio la compañía estadounidense se declaró en quiebra y anunció el cierre de 248 tiendas, después del duro impacto en sus ingresos durante los primeros meses del presente año. Las deudas de GNC ascendieron a 895 millones de dólares al final del primer trimestre de 2020 y solo tenía 137 millones en efectivo en su balance general.

 

“La pandemia COVID-19 creó una situación en la que no pudimos lograr nuestra refinanciación y el cambio abrupto en el entorno operativo tuvo impacto negativo dramático en nuestro negocio”, mencionó GNC en una carta a compradores.

 

La solicitud de bancarrota bajo el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos le permite seguir operando y clausurar tiendas de bajo rendimiento, mientras esperan un comprador.

 

“GNC espera que el proceso del Capítulo 11 beneficio a sus grupos de interés y posicionará mejor a la Compañía para el éxito a largo plazo. Los socios de franquicias estadounidenses e internacionales y todas las operaciones corporativas en Irlanda son entidades legales separadas y no forman parte de la presentación”, explica la empresa en un comunicado.

01/08/2020