Tapachula, Chis. 20/05/2019 25oC

La UNACH en terapia intensiva

De Facto // Miguel Angel Culebro Acevedo

Jueves 14 de Marzo de 2019.-

El rector de la máxima casa de Carlos Natarén Nandayapa, suelta a boca jarro: "la universidad pasa por la peor crisis de su historia; gasta 80% más de lo que ingresa y su deuda es de 2 mil 236  millones de pesos", tras hacer una amplia exposición con diapositivas de la dramática situación de la UNACH, ante mis compañeros de la Asociación de Columnistas de Chiapas, reunión a la lamentablemente no pude asistir, por un problema de salud.

No se requiere un gran análisis para procesar la información que Carlos Nandayapa dio a conocer, porque todos los chiapanecos lo sabemos, desde el momento mismo en que el pilla tránsfuga, Manuel Velasco, pretendió imponer nuevamente al rector, pero fracasó en los últimos días del sultanato que presidió, logrando, mediante un proceso de elección abierta ser precisamente Natarén Nandayapa electo.

Y digo que todos sabemos, porque cientos de voces al interior de la UNACH denunciaron oportunamente la corrupción que ahí prevaleció y, mayor fue el escándalo cuando se relacionó a la universidad en la gran "estafa maestra" que según se sabe, encabezó y solapó hasta el cansancio, la escurridiza Rosario Robles, en su paso por Sedesol y la Sedatu.

Natarén detalla con precisión lo que quizá la inmensa mayoría de chiapanecos ignorábamos, como el cochupo que persistió entre los rectores anteriores, para otorgar plazas y horas a través del sindicato, tan indiscriminadamente, que el pago de nómina es 80% superior a lo que ingresan las arcas, de poco más de 23 mil alumnos. O sea que todo el dinero se va en la nómina y ni alcanza, para sostener lo que al margen de la ley se otorgó, dejando además un total desorden, con hasta tres expedientes administrativos.

Por supuesto que el tráfico de influencias se ha dado en la UNACH, pues hay docentes con un amplio currículo y experiencia, que no ganan, como los que fueron recomendados por ex funcionarios de todos los niveles y diputados, además de la venta de plazas, que es del conocimiento público.

Siendo Chiapas el estandarte nacional de la pobreza, la UNACH no es la excepción y mantenerla en terapia intensiva, requiere de toda una "ingeniería administrativa" para poner orden y ajustar las condiciones de negociación hasta donde la ley lo permite, con los trabajadores de base, situación que mantiene en vilo la vida académica, porque los dirigentes sindicales se encaprichan a mantener las prevendas que contravienen incluso a la Constitución.

No podemos incrementar el precio de las colegiaturas, aclara el rector; esa no es la solución, por la situación lacerante de pobreza que persiste en las familias chiapanecas. La salida a parte de la crisis es conseguir más apoyo federal, sin embargo, Carlos Natarén también aclara, que persisten adeudos con el SAT, porque no fueron pagados los impuestos de los trabajadores, pese a que fue presupuestado y se supone que hasta "pagado", mientras que el ISR se desvió para otros fines, que todo indica que se robaron.

La gravedad económica de la UNACH fue intencionalmente provocada, como en todas las dependencias del gabinete estatal que presidió el pillo Manuel Velasco, pero surge la pregunta obligada: ¿hasta cuándo encubrirán a toda esa caterva de delincuentes? ¿acaso ninguna autoridad ordenará aplicar la ley para recuperar los miles de millones de pesos sustraídos y robados, que debieron beneficiar a los chiapanecos en los últimos 12 años?... ahí está pues... ¡YA!

14/03/2019