Tapachula, Chis. 17/05/2022 24.26oC

La Compañía Nacional de Teatro escenificará la comedia mexicana El convivio del difunto

La puesta en escena cuenta la historia de Leonor, una refinada aristócrata que ha perdido a su marido Mauricio, quien, a pesar de estar muerto, continúa hablando y en movimiento.

 

Con dramaturgia y dirección de Martín Zapata, se presentará en el Teatro de las Artes del Cenart.

 

Funciones de jueves a domingo, del 14 de mayo al 19 de junio.

 

Lunes 16 de mayo de 2022.- La Compañía Nacional de Teatro (CNT), en colaboración con el Centro Nacional de las Artes (Cenart), presentará la comedia mexicana El convivio del difunto, escrita y dirigida por Martín Zapata, la cual aborda los temas del amor no compensado y el que es correspondido de manera plena, así como su vinculación con la muerte, todo ello tratado con humor.

La obra tendrá temporada del 14 de mayo al 19 de junio, de jueves a domingo, en el Teatro de las Artes del Cenart, en el marco de la estrategia #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal).

La puesta en escena cuenta la historia de Leonor, una refinada aristócrata que ha perdido a su marido Mauricio, quien, a pesar de estar muerto, continúa hablando y en movimiento. ¿Por qué? Nadie lo sabe, pero ante esta situación extraordinaria, Leonor busca el consuelo de sus dos mejores amigos. Magda, ayudante de la casa, sirve los primeros jaiboles por orden de Mauricio, y es así como comienza el convivio del difunto, al cual, por supuesto, estamos todos invitados, comentó Martín Zapata, Premio Nacional de Dramaturgia Juan Ruiz de Alarcón 2018.

El autor expresó que en la obra el espectador se asoma a los intentos de los personajes por salir de una situación que se desarrolla con humor, música, nostalgia y baile, pero que también permite ver en el trasfondo su vulnerabilidad.

Aunque el texto de Zapata no especifica un espacio temporal, la propuesta escenográfica de Alejandro Luna está ambientada en los años setenta: “A mí me hacía muy bien hacerlo en esa época, porque la conocí vivencialmente. Fue así como decidimos que esto pasaba a finales de los setenta en una casa de Jardines del Pedregal, con una arquitectura muy característica, alargada, de grandes espacios, pocos muebles y enormes ventanales”, señaló Luna.

Mariana Giménez, quien interpreta a Leonor, aprovecha la ambientación de Luna para enriquecer su personaje que se inspira en la actriz Elsa Aguirre y en las películas de Mauricio Garcés: “Esa ficción absurda era el reflejo de una sociedad con reglas tan cerradas que tenía que recurrir al engaño y la apariencia para lograr pertenecer”.

Si bien la trama se presenta de forma dinámica y cómica, para Giménez, los 120 minutos de duración permiten también explorar elementos profundos y reflexionar sobre la muerte. “El Convivio del difunto bien podría ser un homenaje a la familia, a los tíos, a los anhelos y miedos de una generación, a una época que ya pasó y cómo la vida solo dura un instante; pero queda el recuerdo vívido, palpitante y la sensación de que los seres humanos siempre hemos sido niños perdidos tratando de ser felices desesperadamente, a pesar de nosotros mismos”.

Para el director y dramaturgo Martín Zapata, El convivio del difunto es una obra rica en contrastes y absurdos con los que se aproxima a las ambigüedades de lo que implica ser mexicano. Consideró que estamos acostumbrados a mentir de alguna manera, con engaños grandes o chiquitos. “Se nos da fácil salir de los conflictos mediante embustes y la otra persona entiende que estás mintiendo, así que también lo hace, pero ambos saben lo que piensa el otro y así se teje una serie de subtextos en nuestras relaciones” afirma.

Este ejercicio también implicó un reto actoral, comenta Mariana Giménez. “Uno de los muchos desafíos actorales de mi personaje tiene que ver con lograr creer que, en efecto, mi marido está muerto y sigue hablando. La premisa es tan descabellada que cuesta aceptarla. Sin embargo, la interpretación de los acontecimientos también es subjetiva, porque está determinada por nuestros miedos y nuestros deseos”.

El reparto está integrado por los actores del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro:  Arturo Beristain, Diana Fidelia, Sonia Franco, Mariana Giménez, Erando González, Gastón Melo y Rodrigo Vázquez.

El equipo creativo está compuesto por Alejandro Luna, en el diseño de escenografía e iluminación; Jerildy Bosch, en el diseño de vestuario; Joaquín López Chas, en el diseño sonoro; Maricela Estrada en maquillaje y peinados; y Dalia Balp, a cargo de la coreografía.

La temporada inicia el 14 de mayo y termina el 19 de junio, con funciones los jueves y viernes a las 20:00 h; sábados, a las 19:00 h; y los domingos, 18:00 h en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes, ubicado en Av. Río Churubusco 79, Colonia Country Club. La entrada general es de $120 y los jueves $30. Los boletos están disponibles a través del sistema Ticketmaster y en las taquillas del Cenart. Para más información consulta cenart.gob.mx. (Comunicado de Prensa)

16/05/2022