Tapachula, Chis. 24/08/2019 27oC

En México, aumentan casos de cáncer, diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares

Miércoles 14 de agosto de 2019

Ciudad de México.-  El alto consumo de tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y comida chatarra está provocando aumento de cánceres, diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares”, recordó ayer en San Lázaro Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados. Y justificó: “El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), que grava el tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no esenciales con altos en contenido calórico, es un impuesto dirigido que tiene la finalidad de inhibir los hábitos de consumo de la población”.

Ramírez Cuéllar dijo lo anterior en el contexto del comienzo de la revisión de escenarios fiscales para el 2019, que acostumbra elaborar la comisión de marras los meses de agosto, previo a la llegada en septiembre del proyecto de paquete fiscal anual del Ejecutivo Federal.

En conferencia, Ramírez Cuéllar dijo también, a manera de justificación de posibles modificaciones al IEPS: “La ingesta de los productos mencionados, se asocia con altos índices de obesidad en nuestra población (principalmente la niñez), y con el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares que representan la principal causa de muerte en México”.

Agregó que “el tabaquismo se asocia con una pérdida anual de 1 millón 237 mil 488 años de vida por muerte y discapacidad y un costo directo de atención de 75 mil 568 millones de pesos por enfermedades cardiacas, enfermedad pulmonar obstructiva, tabaquismo pasivo, cáncer de pulmón, otros cánceres y accidente cerebrovascular”.

Añadió que “al consumo de bebidas alcohólicas se asocian algunos tipos de cánceres, hipertensión, accidentes cerebrovasculares hemorrágicos, pancreatitis crónica, accidentes automovilísticos y cirrosis”.

Ramírez citó datos del Institute for Health Metrics Evaluation (IHME) elaborados en 2017, en los que se refiere que “la carga global de enfermedad en México, en las que el consumo de bebidas azucaradas se relacionó con 16 mil 348 muertes (2.3% del total de muertes con factor de riesgo identificado); fumar se asoció con 52 mil 225 muertes (7.3% del total de muertes); mientras que al uso de alcohol se le atribuyeron 51 mil 575 muertes (7.2% del total de muertes)”.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, en su inusual declaración sobre la materia de salud, dijo que “a nivel internacional se ha conformado un Grupo de Trabajo sobre Política Fiscal para la Salud, que se integra por líderes en materia de política fiscal, desarrollo y salud, el cual publicó el Informe ‘Impuestos a favor de la Salud para Salvar Vidas’, destacando la recomendación de que todos los países incrementen el gravamen al tabaco, alcohol y bebidas azucaradas, como herramienta para mejorar la salud y aumentar los ingresos fiscales, especialmente en los países de ingreso mediano y de ingreso bajo”.

Apostilló: “Por ello, y tomando como referencia un análisis realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública, en donde se plantea incrementar impuestos tomando como base la recaudación de 2017, con la actualización del IEPS se generarán recursos adicionales que se canalizarán a cubrir necesidades en el sector salud que potenciarán los beneficios en el bienestar de la población”. (Vicente Bello)

--o---

 

14/08/2019