Tapachula, Chis. 24/08/2019 28oC

Los relámpagos de agosto

TREN PARLAMENTARIO // VICENTE BELLO

Ciudad de México; 13 de agosto de 2019.- Conforme avanza agosto, los relámpagos en los territorios del Congreso de la Unión parecen anunciar más de una tempestad.  

Uno. Durante el anuncio de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados de que los próximos días 22 y 23 de este mes se celebrará la primera mesa de trabajo legislativa sobre el sector energético, uno de los senadores invitados a dicho anuncio, el senador morenista Armando Guadiana Tijerina -quien es el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Senadores- dijo algo que más de uno interpretó como un atisbo de traición a las políticas y visión de país que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador.  

El morenista Guadiana dijo que “probablemente” al presidente López Obrador no le hayan informado bien, sobre la dinámica de la minería cuando éste dijo que si bien se respetarán las concesiones actuales en la minería, ya no habrá nuevas en todo el sexenio. Amlo incluso dijo que las 80 millones de hectáreas actualmente concesionadas, significarían riqueza a los concesionarios para los próximos mil años. Y aseguró que este casi medio país concesionado ocurrió en el contexto de la corrupción y en los tiempos del neoliberalismo, de Salinas al sexenio de Peña.

Guadiana, con la voz entrecortada producto de un evidente nerviosismo, criticó la decisión presidencial, arguyendo que la minería no sólo genera mucha riqueza a la gente, mediante empleos, sino también salarios altos.  

El nervioso Armando Guadiana dijo: “En ese tema probablemente no le hayan informado bien al presidente López Obrador, que es lo más seguro, porque pues la dinámica de la minería, fundamentalmente para que haya inversiones, tanto mexicanas como extranjeras, es precisamente la libertad de obtener una concesión o hacer un denuncio, el procedimiento es hacer un denuncio de un área donde queremos explorar, porque haya tal o cual mineral, entonces , y posteriormente se otorga la concesión. Entonces, eso es vital para que las inversiones prosigan”.

Siguió el senador morenista con su justificación favoreciente a los concesionarios: “Yo creo que en eso pues de que, si algunas gentes que tienen muchas hectáreas y eso, pues bueno también las empresas mineras son para 40, 50 o 100 años. Entonces, se explotan unas áreas y otra se siguen explorando. La exploración debe ser permanente para que la producción de minerales continúe.

“Pero lo más importante, yo creo que ahí el dinamismo es, y la apertura a la inversión de todo el mundo en las minas, y es una actividad también difícil. Yo estoy en la actividad minera, entonces le diría que es necesaria la apertura, de la otra manera pues empresas canadienses o norteamericanas, inglesas, más canadienses que norteamericanas, pues estarían con una cierta incertidumbre ¿verdad? de que se les vaya a quitar”.

Sorprendía Guadiana a la concurrencia, a pesar de que él es un concesionario de la minería en Coahuila, de donde es oriundo.  Y continuó pateando la política presidencial: “Yo creo que eso puede, debe… Al presidente, bueno, si en caso de que a mí me preguntara, yo le diría cuál es mi pensar, pero ya que analicen, pero yo creo que lo mejor, pues hay una persona muy capaz: el subsecretario de minas, el ingeniero Francisco Quiroga, es una persona mucho muy capaz profesionalmente y una gente de toda ética; creo yo que no ha tenido, sobre ese tema no ha platicado con el señor Presidente, pero yo le voy a pedir a Paco Quiroga que platique con el Presidente y le informe bien del tema”.

Se le notaba desesperado. Y molesto. Siguió: “Porque al Presidente le llega información sobre todo de la gente que anda en el medio ambiente que andan dizque preocupados, los animalistas, los ecologistas y eso y empiezan a comentar y a esa gente yo me la he encontrado mucho en los mítines populares que se organizan en algunos poblados.

“Entonces yo creo que ahí es importante, pues también está la Cámara Minera de México, pero, sobre todo, el ingeniero Francisco Quiroga, que es una gente con toda la preparación y la capacidad para definir la política que se debe seguir en el desarrollo minero del país”.

Y cuando un reportero preguntó a Guadiana su opinión sobre los 800 mil kilómetros de minas concesionadas en el país, con tanto potencial que se explotarían en mil años y que muchas veces no se explotan, sino que se usan solamente para especulación financiera, el senador morenista regateó: “Si ustedes analizan la parte laboral, en las empresas mineras es donde están de los salarios más altos que se pagan en este país, ni la industria automotriz lo tiene”.

A Guadiana en San Lázaro le miraron como un potencial traidor a las causas del lopezobradorismo.

Y dos. Retumbaba también en los territorios del Poder Legislativo con la aprehensión de Rosario Robles Berlanga, quien será hoy, en la sesión de la Comisión Permanente, tema de gran debate.

Detrás de Rosario vendría el mismísimo ex presidente Enrique Peña Nieto, y otros no menos conocidos como Luis Videgaray y José Antonio Meade.  A Robles se le acusa de un desfalco de casi 5 mil 700 millones de pesos, aunque la Fiscalía ya le está formando otra denuncia por otros 800 millones y pico de pesos.  

Desde los tiempos de Peña Nieto, en el Congreso, quienes entonces eran la oposición (Morena, Pt y Pes) acusaban a Robles de estar involucrada en un robo a la nación mayúsculo, en el que presumiblemente estaría también el entonces presidente de la República.  Veremos.

14/08/2019