Tapachula, Chis. 04/04/2020 25oC

Senado aprueba obligatoriedad de programas sociales a partir del 2021

Tren Parlamentario / Vicente Bello

Ciudad de México; 25 de marzo de 2020.- El Pleno del Senado de la República aprobó ayer con 91 votos en pro, cero en contra y una abstención la minuta de reforma al Artículo Cuarto Constitucional en materia de bienestar, primero en lo general y después –luego de la presentación de docenas de artículos reservados- en lo particular, con lo que dicho proceso legislativo ha pasado a los Congresos estatales en busca de que la mayoría (cuando menos 17, de 32) lo avalen, y entonces regresase a la Cámara donde se originó el proceso, en la de Diputados, para que ésta emita la declaratoria y sea turnada al Ejecutivo Federal y la publique en el Diario Oficial de la Federación con el propósito de que entre en vigor.

Una y otra vez el PAN intentó, infructuosamente, detener la marcha del proceso legislativo de la enmienda constitucional de marras, con sus múltiples reservas presentadas. La mayoría conformada por Morena, PT, PES, PVEM, PRI y MC las rechazaba, una tras otra. Aceptar una reserva implicaba regresar la minuta a San Lázaro y, con ello, frenar la reforma.

En la última votación –cuando terminaron de votar las reservas, a las siete y media de la noche-, el PAN también votó en pro, justificando que no votará en contra de un “evidente beneficio para la población más vulnerable”.

Y es que hay una fecha fatal en todo esto: el 6 de septiembre próximo, cuando el Ejecutivo Federal deba entregar al Congreso de la Unión su propuesta de presupuesto, ley de ingresos y criterios macroeconómicos para el 2021, en los cuales tendría que estar incluidos los mandatos de esta reforma al Cuarto constitucional.

Las dos comisiones dictaminadoras (Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos) hablaron en voz del senador de Morena Óscar Ramírez Aguilar y de la senadora Ana Rivera Rivera.

Dijo, en tribuna, Óscar Ramírez Aguilar: “Los adultos mayores hoy tendrán la posibilidad de recibir un apoyo, una beca mensual o bimestral que va a ayudar a garantizar su salud, a garantizar sus alimentos, con ellos se reivindica a nuestros adultos mayores.

“En esta reforma se toman en cuenta a las personas con discapacidad. Por eso se propone otorgar un apoyo económico, priorizando a los mayores de 18 años, a los menores de 18 años, a los indígenas hasta la edad de 74 y a la población mexicana.

“… Según datos del Inegi, en 2014 el 6.4 de la población en el país reportaron tener, al menos una discapacidad, las cuales los representan en su inmensa mayoría personas de más de 60 años, bien quiero referirme a los jóvenes de nuestro país, que son clave para la transformación, fundamentales para llevar a cabo los procesos de renovación ciudadana institucional, económica y social, que permitan mejorar las condiciones que hoy en día enfrenta la juventud.

“Hoy los jóvenes no tendrán ese pretexto para no ir a las escuelas, porque no tienen para el transporte público.

“Hoy los jóvenes estudiantes no tendrán el pretexto para no decir que no van a estudiar una carrera, porque no me alcanza para pagar mis estudios en las capitales de los estados, o en su defecto, en la capital de nuestra República mexicana, se acabaron los pretextos y es importante poner el empeño y, sobre todo, la emoción para seguir hacia adelante.

“… Esta reforma pondrá a prueba al Estado mexicano, esta reforma es de gran utilidad en estos momentos difíciles para los niños, para los jóvenes, para los adultos, para los adultos mayores, para los indígenas, para todas las zonas rurales, urbanas y semiurbanas”.

Y la senadora Ana Rivera Rivera: “El Estado de derecho, como lo conocemos, significó la superación del rancio régimen absolutista en el que los derechos eran otorgados discrecionalmente por el gobernante en turno, y sólo en favor de unos cuantos, por lo que más que derechos, se trataba de privilegios, esta superación se tradujo en la sujeción del poder al imperio de la ley,  y en el reconocimiento de que los derechos no dependen de la voluntad de una persona, sino que son intrínsecos a la condición humana, la cual constituye el eje de toda institución.

“Sin embargo, este modelo, Estado de finales del siglo XVIII, basado en la libertad y la igualdad, pese al innegable progreso histórico que significó para la humanidad en su momento, realmente fue el triunfo de una reducida clase burguesa, que fue la directa beneficiaria de las prerrogativas alcanzadas.

“Por ello, no extraña que esta primera generación de Estado se sustentara jurídicamente en la idea de los derechos individuales, filosóficamente en el liberalismo y económicamente en el capitalismo burgués. Este modelo colapsó.

“¿Cuál fue la razón? Muy simple, fue un modelo errado que negaba insosteniblemente la gran desigualdad que existe entre las personas que integran una sociedad, y por supuesto la constante proclividad del ser humano de abusar de quien se encuentra en una posición de inferioridad.

“Fue por ello, y gracias al derramamiento de las clases más desfavorecidas, a través de cuantas revoluciones que el Estado de derecho transitó hacia un modelo social en el que interviene activamente para apalear las desventajas de las clases menos favorecidas, a fin de lograr la universalidad de las condiciones mínimas de bienestar para el respeto de la dignidad humana.

“Tomando en consideración este difícil devenir histórico de los derechos, me complace someter a la consideración de esta Honorable Asamblea, el dictamen a la minuta de reforma al artículo Cuarto constitucional en materia de bienestar”.

Y entonces comenzaban los posicionamientos. (Continuará)

 

---o---

 

de e mado de prensaos a no despedir ni enviar a empleados sin sueldo durante contingencia por COVID-19

25/03/2020