Tapachula, Chis. 04/04/2020 25oC

Restauranteros piden apoyo al gobierno tras desplome de ventas

• El cierre de la frontera sur y el coronavirus los ha puesto en jaque económico.

• Proponen descuentos en servicios básicos y apoyos económicos.

René R. Coca

Tapachula, Chiapas; 25 de marzo de 2020 (interMEDIOS).- Luego de un desplome calculado en 70 por ciento en ventas, propietarios de restaurantes y servicios turísticos de Tapachula solicitaron la pronta intervención del gobierno federal para evitar que en máximo 15 días tengan apoyos e incentivos que eviten el cierre de los establecimientos, y con ello despido de personal, lo que impactaría fuertemente en la economía local y generaría incertidumbre social.

El propietario de la Catedral del Marisco, Carlos Dávila, informó que el grupo de restauranteros integrado por al menos 10 establecimientos, hacen un llamado al gobierno federal y estatal para que las dependencias encargadas de fomentar la economía, establezcan estrategias justas y razonadas para evitar que los comercios locales y prestadores de servicios de micro y pequeño nivel, cierren sus puertas ante la problemática actual que amenaza a todo el país.

El empresario explicó que esta caída en las ventas y número de comensales es en gran medida a que la economía del Soconusco depende en su mayoría de la población guatemalteca que ingresa a la Frontera Sur para realizar sus compras, hacer turismo y realizar negocios; "En este momento el Gobierno de Guatemala cerró sus fronteras y carecemos, los del Soconusco, de esa fuente de ingresos que dejan los chapines".

Carlos Dávila indicó que aunado a ello, la Secretaría de Salud ha emitido medidas preventivas por el Covid-19 que ven con buenos ojos y que han acatado, pero que también sería recíproco que el Gobierno elabore una estrategia para evitar el cierre del sector productivo e iniciativa privada, ya que muchos establecimientos van al día, y que lo máximo que podrían soportar son 15 días antes de que se vean en la necesidad de recortar personal e inclusive cerrar por tiempo indefinido.

Entre las propuestas que los restauranteros dieron a conocer, está que los servicios básicos como energía eléctrica, impuestos, agua potable y pago de tarifas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, entre otros servicios ante dependencias gubernamentales de los tres órdenes de gobierno, haya un 50 por ciento de descuento; así como tener acceso a recursos a tasa 0, o a fondo perdido; pero que sea congruente con los tiempos que el país y la región vive.

Finalmente, coincidieron en que el Gobierno debe poner alternativas de solución debido a que la mayoría de la población del país en el sector productivo, la gente vive del autoempleo, de sostener una micro, pequeña o mediana empresa, o ser trabajadora de la iniciativa privada; pero que al cerrarse o desemplearse habría problemas sociales que incentiven a los saqueos, delincuencia común o de otra índole, aspecto que sería contraproducente en todos los sentidos. (iM-rrc).

25/03/2020