Tapachula, Chis. 27/05/2020 28oC

Ante contingencia, mejora calidad atmosférica y se reduce contaminación ambiental

Juan Manuel Blanco

Tapachula, Chiapas; 22 de mayo de 2020.- El Centro de Investigaciones con Visión para Mesoamérica (CIM) de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) dio a conocer que el coronavirus ha ayudado a mejorar la calidad del aire en distintas ciudades del mundo y a reducir la contaminación ambiental.

Vicente Castro Castro, Investigador del CIM de la UNACH detalló que el confinamiento social ha ayudado a otros ecosistemas como: playas, montañas, valles, bosques y selvas, también la contaminación ha reducido, pero, es necesario plantear una estrategia para aprovechar el momento y limpiar esas áreas.

El Centro de Investigaciones con Visión para Mesoamérica (CIM) de la Universidad Autónoma de Chiapas, advirtió que el resultado de esas medidas no debe considerarse como sustituto de acciones contra el cambio climático.

Externo que la sociedad no tiene la cultura para cuidar el entorno, si eso no cambia, el escenario ambiental para el regreso a las actividades normales es poco alentador.

El investigador enfatizó que es momento de aprovechar el esfuerzo que hacen las autoridades sanitarias por mitigar la pandemia del coronavirus, ahora es el momento de considerar cómo usar los paquetes de estímulo económico para apoyar un cambio a largo plazo hacia prácticas comerciales e industriales más amigables con el medio ambiente y el clima.

Siguiere que en temporadas pasadas, la disminución de las emisiones durante las crisis económicas es seguida por un rápido aumento y que es necesario cambiar esa trayectoria, a través de la limpieza de los lugares que son visitados por la sociedad y que ahora están solos, a causa del Covid-19.

Recordó que un grupo de científicos de la organización de las naciones unidas, ponen como fecha límite el 2030 para reducir el aumento de la temperatura global a un máximo de 1,5 grados centígrados.

A decir del investigador, este respiro que se le da a la tierra, se debe aprovechar para plantear una normativa que garantice la estabilidad del ecosistema, de lo contrario, el aumento de solo medio grado de temperatura tendría consecuencias devastadoras para el planeta.

22/05/2020